inicio

Del Pozo Ingenieros S.L.

LA MEDIACIÓN PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

 

La mediación es una forma distinta de solucionar los conflictos ya que son las propias personas que tienen el problema entre sí las que con ayuda de un mediador profesional buscan puntos comunes que les permitan resolver sus discrepancias y llegar a un acuerdo, es importante saber que este acuerdo no le impone nadie, son las propias partes quien decide cómo van a ser los términos y el alcance del mismo, es como hacerse un traje a medida. Por eso en mediación no existe una parte vencedora y otra perdedora, si no que todas las partes ganan algo.

 

 

El Despacho de mediación Del Pozo Ingenieros tiene como objetivo fundamental favorecer la solución amigable de conflictos, los principios que rigen nuestra actuación son la imparcialidad,  

la confidencialidad, la honestidad, la legalidad y la equidad. Cabe señalar que el despacho es especialista en la mediación relacionada con la Ingeniería.

 

 

La mediación tiene muchas ventajas.

 

·         Es voluntaria: Las partes acuden a mediar y pueden retirarse en cualquier momento.

 

·         Es confidencial: Todo lo tratado en una sesión de mediación no podrá utilizarse en ningún tribunal, no hay vencedores ni vencidos.

 

·         Es rápida: Un conflicto puede resolverse entre 1 y 6 sesiones.

 

·         Es flexible: Las partes acuerdan los temas a tratar y los días que pueden mediar según su disponibilidad.

 

·         Es eficaz: El 75% de los casos se resuelven con éxito.

 

·         Es económica: Al no acudir a tribunales se abaratan los costes.

 

 

 

Al contrario que en un proceso judicial o arbitral en mediación no hace falta llevar testigos, ni recoger pruebas, si se llegan a acuerdos se plasman por escrito y las partes los firman cuando estén plenamente seguros de que recogen los pactos a los que han llegado, si las parten lo desean los acuerdos pueden elevarse a escritura pública ante Notario o pedirle al juez que recomendó la mediación que los homologue. Los acuerdos son ejecutables judicialmente en caso de incumplimiento.

 

Si no se llega acuerdos las partes se le levantan y se termina la mediación, así de sencillo.

 

Los abogados pueden asesorar judicialmente a sus clientes a lo largo del proceso, pero dejaran que sean ellos los que tomen las decisiones por sí mismos.

 

 

 

CINCO RAZONES PARA IR A MEDIACION

 

 

 

1) En la mediación son los directivos de las empresas o las partes, los protagonistas de la solución (no el Juez), aquí el mediador enfatiza en la cooperación asistiendo a las partes para que ellas lleguen a un acuerdo mutuamente aceptable.

 

 

 

2) Las partes,  tienen en sus manos el control del resultado todo el tiempo (libremente deciden lo que quieren discutir y lo que no, lo que están dispuestos a firmar) aseguran así que sean las mejores ideas las que finalmente se apliquen.

 

 

 

3) La atención personalizada del mediador (a diferencia de un Juez aquí si tenemos tiempo para las partes) en cualquier momento puede pedir hablar en privado con el mediador para lo que necesite por ejemplo explorar una opción, redefinir un interés concreto, contrastar valores, hablar de sus emociones, sentimientos, etc.

 

 

 

4) La confidencialidad y flexibilidad del proceso garantizan a las partes no tener que ventilar sus asuntos ante extraños, y poder reunirse fuera de horarios laborales e incluso los sábados. La mediación puede ser presencial o puede hacerse por Internet a través de videoconferencia.

 

 

 

5) Generar valor; a través de la mediación se pueden establecer protocolos de actuación de cara al futuro de la relación civil o comercial evitando interrupciones en los negocios mercantiles y a la vez resolviendo casos que hasta la actualidad eran desistidos por diversas razones (bajo monto, deterioro en las relaciones, tiempo, etc.)